sábado, 22 de octubre de 2011

algas tóxicas para sopa de ganso volcánico

Escribo esto en un completo estado de shock encefálico-emocional:  estoy leyendo las noticias de la prensa local en relación al volcán de TORRENTE (antes denominado volcán de GROUCHO MARX, denominado también volcán submarino de la isla de El Hierro, Insulas Bananarias, España).
1.- Estoy, completamente atónito, mirando la foto del artículo  titulado "La Restinga despierta del coma" (La Provincia, pag 57) ), en la que se muestra como "se despiertan del coma  los herreños",  comiendo un tremendo plato de .... LAPAS !!!!  (un molusco que actua, al igual que los mejillones, almejas, etc,  como una bomba acumuladora de toxinas marinas).

2.- Una  "marea verde" lleva rodeando las costas del Hierro desde hace semanas. Sabemos, a pesar del bloqueo de la PLOCAN, que están compuestas en parte por un bloom de microalgas.

3.- Si lo que los plocánicos calificaban como piroclastos flotando en dicha "marea verde"  (piroclasto = cualquier fragmento sólido de material expulsado por un volcán)  resulta que ni son piroclastos  (tal como lo afirma hoy un experto en Can7, pag 21), no les quiero ni contar la fiabilidad de lo que digan sobre la composición de microalgas de la "mancha verde".

4.- Los operarios que limpian de peces muertos las costas del Hierro declaran  textualmente en la prensa de hoy que: "ni las gaviotas se los comen" (Can-7, pag 22)

5.- Hace unas semanas avisamos que Canarias está en alerta de algas tóxicas pelágicas (ver mi primer blog!) y, además hemos presentado evidencias de nuevos bloom de microalgas tóxicas bentónicas en Canarias (las que comen las lapas!).  Pues, nada, para celebrarlo... ¡¡ a comer lapas !!

Sigo leyendo los diversos llamamientos de los vecinos, pescadores, restaurantes y clubes de submarinismo de El Hiero, declarando su desconcierto y desconocimiento de lo que pueden, o no,  hacer ...... pero, súbitamente, me tranquilizo, pues alcanzo a leer las sesudas declaraciones de Torrente. Al leer su habitual sonsonete  (tras más de 40 años en cargos políticos de ciencias marinas) me embarga inmediatamente una absoluta tranquilidad:  "hay cosas por hacer y es necesario hacer"  (sic, pag 56 LP). 

   .... y  entonces, .... entonces,.... es cuando,  yo también, me voy a pedir una ración de lapas a  La Restinga.

No tenemos remedio.

Aunque una propuesta alternativa podría ser la de darle una sopa de algas toxicas a semejante ganso, en taza volcánica. Y a quienes lo siguen apoyando, dos.

2 comentarios:

  1. Creo que la clave del artículo que citas es que los canarios tenemos un gen que nos garantiza protección absoluta contra cualquier toxina marina, provenga ésta de una lapa, un burgao o una simple seba-alga. Seguro que los científicos pro y peri paulinato lo tienen más que identificado y fichado desde hace décadas, de ahí que podamos todos estar tranquilos y seguir comiendo con absoluta parsimonia y relajo, a la orilla del volcán, lapas "de nuestra tierra". La cuestión es que esta sorprendente información no ha salido aún a la luz, por eso de mantener la oscuridad en tiempos de crisis y de esperar a que la población canaria esté preparada para tremendo impacto genético, que tendrá una relevancia internacional incuestionable (¿qué población cuenta con un gen tan útil viviendo rodeados de mar?). Es más, la intoxicación de un canario o canaria es la prueba irrefutable de que no lleva sangre aborigen, sino que es mezcla, híbrido, impuro.... en fin, que don pepito seguro que ha hecho varias tesis sobre el tema y tendrá datos actualizados de la capacidad del gen canario para traerle al pairo la toxicidad de cualquier bicho marino comestible y no comestible.

    ResponderEliminar
  2. Hola!! La brujita de la isla de enfrente solo te escribe para saludar. Querido a la velocidad que tú vas escribiendo cualquiera sigue tu ritmo ¿ehh? jaja. Animo, Besosss

    ResponderEliminar