domingo, 10 de junio de 2012

Doña Consecuencia suena la Universidad-moco

Si se leen, pero en Nature, las intenciones de aprovechar la crisis española (mix sociológico de despilfarro, corrupción y cobardía) para regenerar el sistema nacional de I+D+I que propone la Dra. Carmen Vela (Secretaria de Estado de Investigación), se entiende mejor el miedo que tal anuncio de renovación-selección-evolución ha desencadenado entre los pesebristas y pesebres de la I+D+I nacional. También permite aclarar la tergiversación que, como defensa del status quo pesebril, han lanzado en los medios de comunicación.

Leyendo las declamaciones de la casta rectoral  (protestando por los cortes del grifo financiero que les impone la  Doña Consecuencia que ellos mismos han amamantado) es mucho más fácil entender mensajes tales como  "La corrupción en Guinea es una leyenda urbana" que hoy publica en portada (LP, 9.6.12) la prensa local, de boca del Sr. Mauricio Epkua  (Cónsul de Guinea Ecuatorial). Los rectores opinan de la Universidad (especialmente de la suya) lo mismo que el Sr Epkua de su Gobierno, pues ambos saben a quien deben sus privilegios y quien les ampara la impunidad por sus trapisondas. Con esta perspectiva se entiende el motivo que inspiró a la casta rectoral ordenar a sus chóferes que dieran media vuelta a sus limusinas cuando fueron convocados por el Ministro Wert hace un par de semanas.  

A escala local, nuestro Rector (D. José Regidor)  ha declarado que "todas las universidades estamos en un momento de incertidumbre terrible, no sabemos hacia dónde ir, por dónde ir y no vemos nada claro los objetivos del decreto ni que lo que dice perseguir se logre con las medidas que incluye".

Es comprensible la desazón de la casta rectoral. La llegada de Doña Consecuencia ha alterado mucho el patio. Ya no se puede repartir tanta alfalfa a tanto pesebrista y, como consecuencia, las políticas clientelares se están resquebrajando. Se escuchan los tambores... se huele la hoguera,... todos saben que los primeros en ser sacrificados seremos los que no tengan "protección" política.


Pero la imposibilidad de cumplir los tradicionales acuerdos clientelares está provocando desafecciones inéditas y rupturas de la omertá (ley mafiosa de silencio y opacidad) a todos los niveles del entramado social.  Ese es el principal motivo por el que comenzamos a conocer los impactantes secretillos financieros de la Monarquía, del Banco de España, de las Cajas de Ahorro, del Tribunal Supremo, del Consejo General del Poder Judicial, de la Iglesia, de los partufos políticos, de los Sindicatos ..... y, poco a poco, de los de la institución más opaca, ineficiente e impune del hemisferio norte occidental: la Unibeeersidad Hispaniola.

Con la finalidad de ofertar propuestas que alivien la "terrible incertidumbre" (sic) que sufren nuestros rectores en sus limusinas, me permito sugerir que el Consejo Social de la Universidad (un "mudito" institucional que está demostrando ser tan responsable de nuestra debacle como lo es la casta rectoral) facilite las siguientes aclaraciones:
  1. ¿Quién se beneficia de la inexistencia de una contabilidad analítica en la ULPGC ? Un tipo de contabilidad que permitiría dejar de ocultar lo que nos cuesta de verdad:
    1.  la formacion universitaria, 
    2. las titulaciones duplicadas (Medicina, por ejemplo)
    3. la I+D+I y, sobre todo,
    4. la casta de gestores que parasitan la institución 
  2. ¿Cómo es posible que teniendo a tropecientos profesores de Económicas-Empresariales, no hayan conseguido instaurar una contabilidad analítica?,...  ¿ y que su retorno social más destacado hayan sido sus "servicios" a una CIA (Caja Insular de Ahorros) estafadora ?
  3. ¿Por qué se ocultan los nombres de los miembros de la comunidad universitaria que han sido miembros del Consejo de Administración de la CIA - Bankia durante los últimos 10 años ?
  4. ¿ Quién se beneficia por mantener los fondos de la ULPGC en una banca estafadora ?
  5. ¿ Cuántos cientos de cargos-prebenda tiene la ULPGC entre su profesorado ?, ¿ cuánto cuestan a la sociedad ?  (multiplicar por 3 la cantidad de cargos-pesebre por cada departamento, cada escuela y cada facultad, más unos 40 de la casa rectoral, sin incluir asesores especiales).  Merkel alucinaría.
  6. ¿Cuántos profesores-equivalente se podrían contratar suprimiendo tales cargos-pesebre ? (sumando el coste de las deducciones de docencia por cargo + las gratificaciones por cargo, calculo que darían para contratar el equivalente a unos 300 profesores a dedicación completa)
  7. ¿ Cuántos profesores han conseguido la cátedra o la titularidad desde la poltrona de algún cargo-pesebre ? (mis cálculos indican que la ULPGC es líder mundial en obtener plazas vitalicias por parte de aspirantes-desde-poltrona de-cargo-pesebre).
  8. ¿ Cuántos profesores han conseguido acceder a proyectos de I+D, o de colaboración internacional, o de infraestructura,....  sólo tras ocupar algún cargo en la casa rectoral ? ...   aauuuuUUUUU!!!!
  9. ¿ Cuántos parientes de ex-rectores cobran sueldos en la ULPGC ? ..... récord mundial !
  10. ¿ Por qué se castiga a los que producen y se promociona a los mediocres ?
No quiero extenderme en sugerir más luz sobre otros  "pequeños secretillos universitarios" que han traído a la tan denostada Doña Consecuencia ante nuestras narices, pero es de justicia reconocer la gran cantidad de mocos universitarios  (y Universidades-moco) que se han puesto últimamente de los nervios.

A escala local propongo que se exija al Consejo Social de la ULPGC que actúe, como si fuera el pañuelo sanador que podría traer Doña Consecuencia, sobre los  mocos verdes en los canales de ventilación del conocimiento. Pero el problema, ya saben, es que la mayor parte del Consejo Social lo nombra la misma casta de politicos-moco que nombra a los moco-directores de las Cajas de Ahorro.

Tendremos algún día el valor de sonarnos  ? .....


Como sugerencia final, complementaria, recomiendo la lectura de los siguientes post de un afamado catedrático de física aplicada de la Univ. de Alcalá: mediocridad en la universidad española-1 y  mediocridad en la universidad española-2.


Entresaco un párrafo:
Las sociedades se dividen en inclusivas, en las cuales toda la sociedad participa de la riqueza, e importa a las clases poderosas que todos dispongan de dinero; y extractivas, en las cuales las clases que tienen el poder prefieren que la sociedad sea pobre, mientras ellas extraen de esa sociedad hasta el tuétano, dejando disponible exclusivamente lo necesario para la supervivencia de los pecheros. Las sociedades extractivas rechazan de plano el conocimiento, mientras que son las inclusivas las que lo promocionan. En las sociedades extractivas interesa que la universidad sea lo más mediocre posible.

A raíz de estos planteamientos, y como propuesta final, les invito a contestar las siguientes preguntas:
  1. ¿ La sociedad canaria es inclusiva o extractiva ?
  2. ¿ A quién interesa que en la ULPGC se hayan consolidado procedimientos y actitudes que la condenan a ser tan mediocre ?
  3. ¿ Tenemos futuro si seguimos en este status quo ?
  4. ¿ Es útil la ironía en un debate público con el Sr. Epkua ... o con Belén Esteban?